Fecha desconocida (9)

Mientras, las cartas del solitario rebotaban en la pantalla del ordenador. Habia hecho su mejor puntuación y le importó un carajo. Porque todo le importaba un carajo. Así que las dejó rebotar hasta ver cuando se aburrían de sí mismas y paraban.

#escribir #escritores #escritora #prosa #poesia #prosapoetica #solitario #cringe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s