Julio de 1998

Un largo pasillo oscuro. Oscuro y polvoriento. No se da cuenta pero yo le quiero. Le quiero como quiero a mi gato, ya sabes, de un momento a otro podría convertirse en odio.

Anuncios

Algún momento de 2009

Se tiene la tendencia de creer que todo el mundo va al ritmo de uno mismo. Después, una noche quedas para cenar y comentas cuatro cosas, que si has visto por fin Quadrophenia, que últimamente estas oyendo a Tool y Putilatex, que has pensado sobre la idea de que si los humanos creamos una cuchara, algo sencillo, quien ha creado las plantas, algo bastante más complejo, debe ser mucho más listo. Que qué tal si después nos bebemos unas cervezas en algún sitio remoto y solitario porque hay luna llena, cuando empiezas a notar que se ha ido creando una burbuja a tu alrededor y estas solo con tu ensalada camembert, que de fondo se oye un murmullo lejano que versa sobre el trabajo, la crisis y Colega, dónde esta mi coche. Así que se decide que tras la cena iremos al cine a ver Colega, dónde esta mi coche 2 y tu dices “yo paso, me voy a casa” y nadie insiste para que te quedes. Así que te vuelves al coche, que está muy lejos en un lugar oscuro y solitario hasta donde nadie te acompaña, pues lo que desean es que te secuestren y desaparezcas para después salir en programas de la tele con tu foto, lloriqueando, diciendo cuan amigos tuyos eran y que por favor quien sea que te tenga capturada -porque ellos saben perfectamente que tu no te irias por voluntad propia- te suelte ya. Vas pensando todo eso mientras te dirijes al coche y también piensas que, joder, ojalá te secuestren o mejor aún, piensas que deberías irte por tu propia voluntad y desaparecer de una vez. De modo que arrancas, pones música y te dispones a desaparecer aunque lo máximo que haces es dar vueltas durante un par de horas por la ciudad hasta que te das cuenta de que estas volviendo a casa como si todos los caminos llevaran allí irremediablemente. Subes a casa, te sientas con una cerveza en la mano y sin sueño y piensas que beber solo es un límite que nunca pensabas llegar a cruzar, pero ahí estas durmiendote en el sofa con varias latas espachurradas a tus pies.

20/08/2007

Tengo varias ideas para contar. También tengo varias ideas para mí misma, para la vida: una es no beber coca-cola jamás, porque son las 5 de la mañana, me tengo que levantar a las 7, he andado kilómetros y soy incapaz de dormir. Otra es dejar de beber. Otra es dejar de fumar. Otra es dejar de querer. Abandonar vicios estúpidos.